Alternativas a los aparatos de aire acondicionado tradicionales

Si la alternativa de disponer un electrónico de aire acondicionado clásico en tu lugar de vida no termina de convencerte te mencionamos cuáles son las probables elecciones y sus propiedades más interesantes.

Alternativas a los aparatos de aire acondicionado tradicionales

24/01/2022 - Actualizado: 27/09/2022

Alternativas a los aparatos de aire acondicionado

Hay diferentes alternativas a los aparatos de aire acondicionado, muchas de ellas más económicas, ecológicas y cómodas para la utilización periódico. Ahora te exponemos algunas de ellas:

  • Ventiladores: son muchísimo más baratos que un conjunto de aire acondicionado, hay desde 19 euros. Aceptan un más grande ahorro energético, pero no enfrían el aire; lo que hacen es moverlo, ocasionando una corriente refrescante. Así mismo, alcanzan que la sensación térmica baje entre 4 y 8 grados. Son recomendables para estancias aireadas y sombrías. Ganan eficacia colocados debajo de una ventana, de forma que utilicen el aire que llega de la calle.alternativas aire acondicionado
  • Climatizadores: Otra de las alternativas a los aparatos de aire acondicionado tradicionales, también llamados termoventiladores, tienen la posibilidad de usarse tanto para dar a conocer calor como frío. La mayor parte tienen reguladores de temperatura e integran sistemas antihielo y de custodia contra el sobrecalentamiento. Son de achicado tamaño, por lo cual llenan poco espacio y tienen la posibilidad de transportarse sin inconveniente. En contra tienen su alto consumo y escasa capacidad y que son ruidosos. Su precio oscila entre 30 y 120 euros.
  • Enfriadores de aire/Climatizadores evaporativos: usan un ventilador para llevar a cabo pasar el aire ardiente ambiental por medio de un filtro, todo el tiempo mojado por medio de una bomba de agua (incorporan un depósito de agua y hielo), acelerando con este desarrollo la evaporación del agua, y consiguiendo una reducción del aire que impulsan entre 12 y 16º C en relación a la temperatura exterior. Son recomendables para climas secos y cálidos. Cuando la temperatura exterior es muy alta, de 40 grados o más, son poco eficaces. Manejables, portables y de bajo consumo, no precisan de instalación y cuestan entre 100 y 500 euros.
  • Bomba de calor: Con un gasto un poco más grande se puede disponer una bomba de calor, que da la virtud de ser usada como calefacción en invierno y como aire acondicionado en verano. El valor del electrónico es algo más caro, más allá de que se tienen la posibilidad de hallar modelos en el mercado desde 750 euros. La instalación y su coste son semejantes a la de los aparatos de aire habituales. El consumo periódico se ha achicado en relación a las antiguas bombas: una unidad colocada en un dormitorio gasta unos 0.06 euros en el momento y una colocada en un comedor unos 0.09. Estos consumos son bastante inferiores que los del microondas o el lavaplatos.
5/5 - (12 votos)

¡Sigue leyendo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir