Cargar gas aire acondicionado ¿Cuando y cómo hacerlo?

cargar gas aire acondicionado

24/01/2022 - Actualizado: 27/09/2022

➡️ Menú Rápido
  1. Carga de gas, ¿cuándo es elemental?
    1. Herramientas primordiales para una carga de gas
  2. Pasos a continuar para cargar de gas correctamente al aire acondicionado
    1. Conectar los manómetros
    2. Realizar el vacío
    3. Cargar de gas
    4. Antes de ubicar la botella en la báscula, se debe tener una consideración con la botella de gas.
  3. Cuánto cuesta una carga de gas de aire acondicionado
  4. Cómo entender la cantidad y tipo de gas que usa tu aire acondicionado

Carga de gas, ¿cuándo es elemental?

Una carga o recarga de gas en nuestro aire acondicionado no debe ser elemental NUNCA, salvo que tengamos alguna fuga de gas en nuestro circuito frigorífico. Las fugas pueden producirse por numerosas causas que ya abordamos en otro artículo y antes de algún recarga se debería localizar y recomponer la fuga, para eso primero deberíamos detectar que el fallo de nuestro climatizador viene preciso por una falta de refrigerante y una vez aclarado el inconveniente, buscar y arreglar esta fuga antes de hacer algún carga de gas.

Si tienes inquietudes de si tu aire acondicionado tiene falta de gas o si lo que es necesario para ti es localizar esta fuga, estos dos artículos te van a ayudar a saber si existe o no falta de gas y en caso afirmativo, intentar localizar la presencia de esa fuga de gas.

Herramientas primordiales para una carga de gas

Si ya poseemos claro que nuestra máquina está sin gas, hemos buscado la fuga y la hemos reparado, en este momento es el instante de hacer una recarga de gas para volver a ofrecer vida a nuestro aire acondicionado, para eso y más que nada para llevarlo a cabo bien, necesitaremos numerosas utilidades típicas de algún frigorista:

  • Bomba de vacío
  • Manómetro
  • Báscula
  • Botella de gas refrigerante que usa nuestro climatizador

Bascula aire acondicionado Bomba de vacio aire acondicionado Botella de gas fluorado R410 Manometros

Pasos a continuar para cargar de gas correctamente al aire acondicionado

Conectar los manómetros

Cargar de gas por obus
Localizar el/los obús y ubicar cada manguera en su sitio.

Lo primero que tendremos que hacer es conectar las mangueras de los manómetros al obús de nuestro aire acondicionado. Hay máquinas que tienen dos tomas de obús (alta y baja presión), en cambio hay otras máquinas que solo tienen una toma, estas últimas tienden a ser por lo general las entidades tipo split y las más comunes en algún vivienda. Esta toma de obús va a ser de alta presión cuando tengamos la máquina andando en bomba de calor y de baja presión cuando esté andando en modo frío.

Si tu conjunto tiene dos tomas de obús, conectaremos la manguera roja en la toma de alta presión y la manguera azul en la toma de baja presión.

Si tu conjunto tiene únicamente una toma de obús, en relación de la temporada del año deberemos conectar una u otra, la azul si vamos a prender la máquina en modo frío y la roja.  Al encenderla en modo bomba de calor puesto que este obús como hemos dicho se convertirá en alta o baja presión en relación de si elegimos un método u otro de desempeño.

Realizar el vacío

Una vez conectado el manómetro a la/s toma/s de obús, conectaremos la manguera amarilla (la del medio) a la toma de la bomba de vacío, ya que antes de hacer algún carga de gas al aire acondicionado es aconsejable y primordial hacer un óptimo vacío al circuito frigorífico.

Hacer un vacío al circuito frigorífico de la máquina es requisito por numerosas razones:

  1. Elimina el aire que hay en el circuito frigorífico.
  2. Elimina la humedad que pudiera haber entrado en el circuito frigorífico.
  3. Ayuda a hacer la carga de gas, puesto que al obtener el aire de dentro del circuito esto va a proporcionar ayuda a que el gas refrigerante entre bastante más acelerado.

Una vez hecho esto, encenderemos la bomba de vacío y la vamos a dejar haciendo un trabajo «un buen rato», pero ¿qué medida de tiempo es «un buen rato»? Ya que es dependiente, es dependiente del tipo de instalación, del tamaño de la máquina y distancia de tuberías, es dependiente de la capacidad de la bomba de vacío y además es dependiente del tipo de fuga y el tiempo que requiere la máquina sin gas, sin embargo si hay dudas es preferible quedarse extenso por bastante que corto por poco.

Por lo general si una máquina no ha perdido el gas al 100% es imposible que entre ni aire ni humedad al circuito, puesto que algún poca proporción de gas que quede en el circuito frigorífico va a ser bastante para sostener la presión de este más alta que la presión ambiental y entonces evadir la entrada de aire.

Cargar de gas

Una vez hecho el vacío, es instante de cargar de gas. Como en la actualidad hay y se usan varios tipos de gases refrigerantes (R-22, R-407, R-410, R-424, ISCEON, etc.), algunos azeotrópicos y otros no, vamos a hacer la carga de gas del modo válido para cualquier clase de gas: este modo va a ser en estado líquido y a peso.

Esquema de carga de gas
Esquema de carga de gas

Para hacer esta carga de refrigerante vamos a requerir la báscula y la botella del refrigerante correspondiente, puesto que para llevarlo a cabo de la preferible forma hay que llevar a cabo como hemos dicho a peso y con el refrigerante en estado líquido.

Antes de ubicar la botella en la báscula, se debe tener una consideración con la botella de gas.

Hay varios tipos de botellas según desarrolladores, algunas tienen dos tomas independientes para gas y líquido, otras solo tienen una toma sin vaina o con vaina. Esto es considerable poseerlo claro ya que de esto va a depender si debemos o no ofrecerle la vuelta a la botella.

Lo primero que debemos llevar a cabo es ubicar la botella de gas refrigerante encima de la báscula y conectar la toma amarilla que teníamos conectada a la bomba de vacío a la toma de esta, una vez hecho esto deberíamos prender la báscula para que esta se ponga en 0,000 kg., ya que iremos a vigilar la carga y la proporción de gas que entra según va adelgazando la botella.

Seguidamente, deberemos abrir la botella y luego abrir la llave del manómetro para ofrecer paso al gas y que comience a ingresar el refrigerante en nuestro climatizador. El tiempo de carga va a depender de la presión de la botella, de la proporción de refrigerante, temperatura, etc., pero entre cinco y diez minutos sería bastante salvo que la presión de las dos (botella y máquina) se equilibre y no nos deje meter más gas, en estos caso va a ser primordial poner la máquina en marcha para que baje la presión y aspire el gas.

Recordad que la carga de gas con nuestro aire acondicionado andando solo va a ser viable por baja presión, por lo cual si contamos con un conjunto que tiene dos obuses (alta y baja) solo abriremos en esta situación para seguir la carga de refrigerante el de baja presión y si nuestra unidad solo tiene una toma de obús, de todas formas deberemos prender la unidad en modo frío o secado (dry) puesto que en modo calor la presión nos subiría bastante y estaríamos realizando el efecto opuesto (traspasar gas desde la máquina a la botella).

Una vez observemos en nuestra báscula que se ha restado la misma proporción de gas que requiere nuestro conjunto, cerraremos botella, manómetros y daremos el trabajo por finalizado.

Cuánto cuesta una carga de gas de aire acondicionado

Otra duda normal es el precio que tiene una carga de gas y es muy lógico ya que no es dependiente solo de un aspecto ni es algo que esté estandarizado. Los causantes para apreciar el valor de una carga de gas son numerosos y te los exponemos aquí:

  • Tipo de gas fluorado: Hay multitud de gases fluorados o gases refrigerantes que se usan en las entidades de aire acondicionado, los frecuentes son el R410, R407, R22 y sus sustitutos como el RS44 / R424A (emtre otros).
  • Impuesto sobre gases fluorados: En relación del país donde residas, el estado puede gravar con impuestos destacables esta clase de gases, en la situación de España estos impuestos dependen de la aptitud de calentamiento global de cada tipo de gas. Unos gases abonan más impuestos y otros menos.
  • Cantidad de gas: No solo es considerable el tipo de gas y su impuesto particular, además debemos tomar en cuenta la proporción de gas que transporta nuestra máquina. En la mayoría de los casos las entidades de aire acondicionado split de 2.000 o 3.000 frigorías acostumbran requerir sobre un kilogramo de gas, en cambio las entidades de conductos o entidades de aire acondicionado centralizadas domésticas acostumbran requerir entre tres y cinco kilogramos.
  • Margen de la compañía instaladora o técnico: Este punto es el exclusivo variable en la ecuación puesto que la proporción de gas que requerimos nos la sugiere nuestra máquina en sus propiedades técnicas, el impuesto es algo que va por ley y entonces es un importe fijo, pero el margen que desee añadirnos el técnico por su trabajo, manipulación o costos va a ser lo que en el final nos determine con precisión el valor de nuestra carga de gas.

Cómo entender la cantidad y tipo de gas que usa tu aire acondicionado

Como ves, para llevar a cabo una estimación precisa de cuánto puede costar una carga de gas, requerimos numerosos datos que tenemos la posibilidad de saber de forma sencilla viendo las propiedades técnicas de nuestra máquina y desde luego preguntando a la compañía reparadora cuánto vale o nos irá a cobrar por cada Kg. de gas. El valor al que un técnico acostumbra cobrar el gas puede rondar entre los 20 y 60 € el kilogramo + impuestos + IVA.

5/5 - (5 votos)

¡Sigue leyendo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir